martes, 29 de junio de 2010


Actualmente estamos sometidos a grandes cantidades de información brindada por los medios de comunicación; lo que facilita la buena distribución de datos, ya sea meteorológicos como de cualquier tipo. En los últimos años, debido a la facilidad con que llegan a la población, se incrementó notablemente su poder de influencia y de alerta en casos de catástrofes, generalmente naturales, a modo de prevención. Todos los medios influyen con diferente magnitud. En nuestros días la televisión es la que tiene el máximo poder . Y la encargada de manipular la información según los diferentes intereses.

Para vender sus productos y ofrecer su versión de la realidad son los publicistas y los informadores quienes se aprovechan de las imágenes de las diferentes catástrofes en el mundo. Un claro ejemplo puede ser la muestra de imágenes de las consecuencias del granizo, ya que las aseguradoras aumentaron sus ventas en seguros contra este.

Los resultados de este proceso son magníficas ventas y una audiencia convencida por lo que lee, escucha o ve. “Obligando” al receptor de información a consumir elementos que realmente no necesitaba; que no dejan de ser útiles en ciertas ocasiones.



Matías Julián González

lunes, 28 de junio de 2010

Jóvenes más informados gracias a las nuevas tecnologías


Con el paso del tiempo las tecnologías fueron ampliándose, esto contribuyo a la comunicación y los medios. Los jóvenes son los principales beneficiados con este proceso, dado que son los que están en pleno contactos con las nuevas tecnologías. La información que reciben es al mismo tiempo que suceden las cosas. Las nuevas tecnologías aportan numerosos desarrollos eficaces a la hora de mejorar el trabajo de los servicios de prevención de catástrofes y emergencias. Evitar incendios, prevenir inundaciones, sacar vivas a personas enterradas entre los escombros, restablecer una red de telecomunicaciones tras un terremoto que permita conectarse con pueblos aislados, localizar a personas accidentadas en zonas remotas. Todas estas acciones y otras más se han simplificado enormemente con la aparición de las nuevas tecnologías. Éstas están siendo aplicadas a diario, e intensivamente, desde los diversos centros de prevención y emergencias, tanto para educar como para controlar y actuar en caso de que así lo requiera la situación. Los jóvenes al estar en pleno contacto con Internet, que es una tecnología actual, son los primeros en tener contacto con la información.


video


  • La página http://www.inforiesgos.es/ (España) es un claro ejemplo del contacto de los jóvenes con la información y las nuevas tecnologías. Nos da un panorama de los tipos de catástrofes naturales que pueden ocurrir y una serie de recomendaciones preventivas en el caso que alguna de ellas suceda.





María Cristina Mata:
"Podemos reconocer la centralidad que fueron adquiriendo los medios masivos de comunicación en la vida cotidiana como fuente de la construcción de imaginarios colectivos entendidos como espacios identitarios nacionales, epocales, generacionales."






Matías Julián González
Las catástrofes naturales y la mediatización
La mediatización implica el movimiento del significado de un texto a otro, de un discurso a otro, de un acontecimiento a otro. Implica transformaciones constantes de los significados, tanto en gran escala como en pequeña, significativa e insignificante, a medida que los textos mediáticos y los textos sobre los medios circulan por escrito, en el habla y en formas audiovisuales, y nosotros, individual y colectivamente, directa e indirectamente, contribuimos a su producción.
En las catástrofes naturales lo mediático tiene gran influencia. Según como la tomen los diferentes medios de comunicaciones, va a tener mayor o menor trascendencia en los receptores de la información, que somos nosotros. Por eso la mediatización implica el trabajo de instituciones, grupos y tecnologías. Son productos de las ideologías y narrativas de los programas noticiosos. Un ejemplo relacionado con las catástrofes naturales puede ser cuando los distintos noticieros crean cierto pánico en la sociedad sobre tornados, terremotos, tormentas o diferentes fenómenos meteorológicos. Aumentando la magnitud de los sucesos para lograr mayor interés de los televidentes.

La mediatización es menos que la traducción justamente en la medida en que se trata del producto de un trabajo institucional y técnico con palabras e imágenes, también, del producto de un compromiso con los significados informes de sucesos o fantasías.


La mediatización es como la traducción, según concibe Steiner a esta: nunca completa, siempre transformada y jamás, tal vez, enteramente satisfactoria.



En la definición de una catástrofe natural...

¿Qué papel desempeña la mediatización?

En la actualidad, la mediatización es esencial y cada vez adquiere más relevancia. La comparación de dos avalanchas lo deja bastante claro: la de los Orres en los Alpes de Haute-Provence, el 24 de enero de 1998, durante la cual 11 personas (nueve estudiantes de bachillerato y dos acompañantes) murieron en una excursión a las montañas; y, al año siguiente, la del glaciar de Tour, que destruyó casas y en la que murieron 12 personas entre los habitantes del valle y los turistas.

Aparentemente, estas dos catástrofes son comparables; sin embargo, el tratamiento mediático que se dio a ambas fue totalmente diferente. Con la avalancha de 1998 se realizaron varios centenares de reportajes, incluso se utilizó un vocabulario específico: se habló de “la catástrofe” de los Orres. En el caso del glaciar de Tour, hubo mucho menos cubrimiento de los medios, durante un período mucho más breve y todos aludiendo simplemente a “la avalancha” destructora.


¿Qué explica esta diferencia de tratamiento?

¿El hecho de que hubiera niños entre las víctimas de los Orres?

No. También murieron cuatro niños en la avalancha de Tour. Lo que a mi juicio resulta decisivo es la búsqueda de responsabilidades. En el caso de los Orres, fue posible señalar al guía que llevó a los niños y al que no tardaron en condenar.

Respecto de la avalancha de Tour, las responsabilidades son más difusas: podrían ser de los servicios administrativos y técnicos que autorizaron construir en ese lugar... Por su manera de tratar los temas, los medios de comunicación participan en la recordación o en el olvido de los acontecimientos catastróficos.



Matías Julián González

lunes, 21 de junio de 2010

Tsunami
Un maremoto o tsunami es una ola o un grupo de olas de gran energía y tamaño que se producen cuando algún fenómeno extraordinario desplaza verticalmente una gran masa de agua. Se calcula que el 90% de estos fenómenos son provocados por terremotos, en cuyo caso reciben el nombre, más preciso, de «maremotos tectónicos».

Un tsunami para la historia: 26 de Diciembre 2004
Por ser el mayor desastre natural, a nivel mundial en el presente siglo, y el segundo si se comparan los record históricos, el tsunami generado por el terremoto del 26 de Diciembre del 2004 cerca de la Isla de Sumatra ha ganado gran atención mundial, documentándose por primera vez con diversos tipos de información, tanto la magnitud como desastres provocados por dicho evento.
En la actualidad es más conocido como el tsunami del Océano Indico, por la magnitud de desastre que provocó a países de dicho continente y otros vecinos.
El terremoto se originó en el mar cerca de la costa norteña de la isla Indonesia de Sumatra, en el punto mas al este del Anillo de Fuego del Pacifico y tubo una intensidad de 9.0, a una profundidad de 30km. En ese cinturón se generan más del 81% de los terremotosComo los diarios abordaron el Tsunami

Países afectados por el tsunami


Cómo los diarios abordaron el tsunami:

Diario LA NACIÓN:

http://http//www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=824415

 
Diario EL DÍA:

http://http//www.eldia.com.ar/ediciones/20041227/elmundo.asp

 
Diario CLARÍN:

http://http//edant.clarin.com/diario/2004/12/27/um/m-894186.htm

Vemos como los diferentes diarios tratan a la noticia del Tsunami ocurrido en el 2004. Los medios de comunicación cumplen un rol muy importante en la actualidad. El propósito principal de ellos es, precisamente, comunicar, pero según su tipo de ideología pueden especializarse en: informar, educar, transmitir, entretener, formar opinión, enseñar, controlar, etc. En los diferentes artículos de diarios seleccionados se abordan las noticias desde diferentes formas. Sus finalidades pueden ser buscar beneficio económico de los empresarios o grupos empresariales que dirigen los diarios o de influir en su público ideológicamente y mediante la publicidad, o diferentes tipos de abordar la noticia.
Un acontecimiento se define como el hecho que sucede en un momento dado. Principalmente se caracteriza por una ruptura o transición en el curso de los sucesos, es algo pasajero que dura poco, aunque tenga repercusiones en el futuro. En un sentido general, acontecimiento es todo lo que sucede y posee un carácter poco común, incluso excepcional.
El tsunami fue un acontecimiento que en los diarios tuvo gran trascendencia, se lo abordo desde diferentes puntos, según los intereses económicos de los diarios. Unos fueron mas de carácter netamente informativo, otros lo abordaron por el lado de lo emotivo citando a familias argentinas afectadas por la catástrofe.


Matías Julián González